A Lanzada

Sin duda alguna la playa A Lanzada es la playa más emblemáticas de la zona y una de las mejores playas de Galicia, situada entre los ayuntamientos de O Grove y Sanxenxo es un lugar de recomendada visita si estás por las Rías Baixas.

Con la inmensidad de Océano Atlántico justo enfrente, sus preciosos amaneceres, el aire limpio, sus olas y la belleza de sus puestas de sol, hacen que sus 2,5 kilómetros de largo sean frecuentados durante todo el año por personas amantes de la naturaleza y de los deportes al aire libre así como familias y amigos que desean pasar un día divertido.

Es una playa muy concurrida debido a la calidad de su arena y de sus limpias y frías aguas, gracias a su riqueza en sodio, aporta infinidad de beneficios a nuestra salud,  y si además disfrutas del senderismo con los largos paseos, entre las dunas encontraras un agradable y accesible paseo de madera que discurre paralelo a la playa. Es aquí donde está el elixir de la juventud.

Como llegar a Playa A Lanzada

El acceso a la Playa de A Lanzada es muy fácil dado que está comunicada por varias carreteras, quizá la principal vía de acceso sea la VG-4.1 que enlaza con la AG-41 dirección a Santiago y la PO-308 que recorre toda la costa pasando por Sanxenxo hasta llegar a Pontevedra. Durante verano este arenal dispone de todos los servicios necesarios para pasar un día de playa perfecto: baños, sombrillas, tumbonas, socorristas, etc.

Entorno natural de A Lanzada

Rodeada por el Océano Atlántico, con la presencia de la Isla de Ons al fondo (Parque nacional de la Islas Atlánticas), el monte Siradella y la desembocadura del río Umia, crean las características únicas de este entorno que hacen de la playa de A Lanzada un espacio protegido por Red Natura 2000.

Sus ecosistemas dunares y zonas húmedas, son el hábitat perfecto que dan cobijo a infinidad de especies, convirtiendo el Complejo Intermareal Umia-O Grove en uno de los humedales más importantes de España para la observación de aves, formando parte de la asociación SEO/BirdLife de ornitología.

La riqueza natural de las aguas, alberga la segunda población más elevada de delfines de Europa, conocidos como arroces. Durante el verano, se acercan a la costa y se pueden avistar, en las aguas que rodean al Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

Si quieres conocer más sobre el ecosistema natural de la zona no puedes dejar de visitar el aula de la naturaleza que se encuentra situada en lo alto del Monte Siradella a 150 metros de altura, en dónde también disfrutarás con unas espectaculares vistas panorámicas de A Lanzada y de todo el Complejo Intermareal.

El surf en A Lanzada

La estampa típica de A Lanzada es con surfitas y widnsurfistas en el agua, en los últimos años esta estampa se ha incrementado con la aparición de diferentes escuelas que convierten cada día, especialmente los fines de semana en un continuo ir y venir de jóvenes y monitores en busca de neoprenos y tablas con las que lanzarse a disfrutar el agua y olas de A Lanzada.

El oleaje y viento perfecto son motivo de diversión y deporte para muchos surfistas y widsufistas que durante todo el año realizan la practica de deportes náuticos la playa de A Lanzada, una de las mejores playas para surfear en Galicia. Testigo de numerosos campeonatos, locales, autonómicos y nacionales en los que participan grandes mitos de estos deportes.

La longitud de la playa ofrece la posibilidad de disfrutar de varios picos en distintas zonas. La frecuencia de las olas en A Lanzada es una de las claves de esta playa. También su ola de rompiente en la arena.

Sus leyendas y misticismo

La Lanzada es sin duda un lugar mágico y lleno de místico, que ha dado lugar a muchas de las leyendas y creencias de carácter religioso o pagano que han llegado a nuestros días. Prueba de ello es el “rito ancestral de la fertilidad” que cada año tiene lugar durante la noche de San Juan y en el cual la mujer debe ir a la playa cerca de la ermita y “ tomar las nueve olas de A Lanzada”. Según la creencia, símbolo de los nueve meses de embarazo que la Virgen de A Lanzada le concederá.

El promontorio de A Lanzada guarda unas cuantas páginas de la historia de Galicia, en el podemos encontrar la capilla o ermita de A Lanzada, un templo romano de fácil acceso construido sobre una fortaleza medieval situada sobre el mar. Se supone que en este promontorio existió un faro presumiblemente fenicio.

En los últimos años se han retomado las excavaciones de asentamientos castreños y romanos, en las cercanías de la ermita, en los que se han encontrado más de 15,000 piezas de la época prerromana que se podrán ver en el museo de Pontevedra, así como diecisiete esqueletos de la edad de hierro que evidencian la existencia de una civilización que antes de la llegada de los romanos ya tenía capacidad de intercambios comerciales con diferentes zonas mediterráneas como Italia, Túnez o Palestina. Es sin duda alguna un descubrimiento fundamental para conocer la Edad de Hierro del noroeste peninsular.